Las películas de zombies son más que frecuentes hoy en día, como siempre estos  zombies viven hambrientos nunca se cansarán de comer carne humana, los pobres humanos que corren en la película entera para evitar ser la cajita feliz de estos seres infectados y al final nadie termina con vida o en dado caso solo el protagonista, el digamos, infortunado protagonista solo en un mundo repleto de zombies.

Para los que están cansados de siempre ver las mismas historias sobre zombies, llega Zombieland para ofrecernos un rato diferente junto a un intro divertido en cámara lenta, una intensa búsqueda de twinkies, a Bill Murray haciéndose pasar por zombie, y que más se puede decir creo que con Bill Murray sobra las razones por las que Zombieland es genial.

El protagonista es un chico que parece un conejito asustado en toda la película, esto por el temor que tiene al enfrentarse a los zombies. Éste chico crea una serie de reglas que seguirá de pies a cabeza en todo momento, reglas que pensándolo bien todos deberíamos tomar en cuenta si las películas de zombies pasan a ser parte de la vida real, como dicen por ahí, nunca se sabe.

Cardio es una de las reglas principales, quiere decir que se debe estar en buena forma física para sobrevivir en un mundo infectado por zombies, y por supuesto los rechochos son los primero en caer. La segunda regla es mata y remata, es decir, estamos cansados en ver en las películas que las personajes le disparan una vez al zombie y cuando creen que están muertos muertitos, aparece el zombie en el momento menos esperado para atacar.  Tener cuidado en los baños es otra regla, cuando se está en el baño es uno de los momentos más vulnerables de los sobrevivientes por esto se debe estar atento en todo momento. Usar cinturón de seguridad es una regla muy básica, cuando estás huyendo de los zombies todo se trata de ir más rápido y por eso hay que asegurarse de colocar el cinturón de seguridad en todo momentos, es una regla que se debe cumplir en todo momento.

El protagonista se encarga de aplicar las reglas y en el transcurso de la película se agregará unas y descartar otras. En medio de todo el caos se consigue con 3 personas que más tarde llegarían a convertirse en la familia que nunca tuvo. Es curioso saber que la razón por la que el chico protagonista sobrevive siendo todo un miedoso, es que él siempre fue experto en mantenerse alejado de las personas.

Si estás cansado de huir de los zombies puedes unirte a ellos, es decir hacerte pasar por un zombie. Este sabio consejo no los deja el gran Bill Murray que aunque su aparición es breve en la película es una de las más importantes y divertidas.

Debido al éxito mundial que ha tenido la película, por allí se comenta un posible rodaje de la segunda parte,  sin dudas habrá muchas expectativas. Esperamos con ansias la segunda parte de Zombieland, aunque no hay forma de que regrese Bill Murray a la segunda parte no creen? 😦

Anuncios

Así mismo es, Joy Division nos hace perder el control, perder la cabeza, perder el control de nuestras piernas, gracias a la música que éste grupo nos brindó en el poco tiempo que tuvieron como agrupación.

Joy Division anteriormente llamados Warsaw creadores del post- punk surgieron en los años 70`s en la ciudad de Manchester, integrados principalmente por su vocalista y ahora leyenda Ian Curtis, el guitarrista Bernard Albretch, el bajista Peter Hook, y Stephen Morris en la batería.

La banda nace luego de que los integrantes del grupo asistieran a una presentación de los Sex Pistols, banda que estaba en el tope de la fama en esos momentos. Joy Division se hacen notar instantáneamente por las letras de sus canciones, por sus sonidos siniestros o también góticos y una gran puesta en escena marcada mayormente por los pasos de baile de Ian, unos pasos de baile muy particulares debo decir y que muchas veces me gusta imitar.

Su primer álbum debut fue el amado por la crítica británica Unknown Pleasures, disco cuya caratula llevo un tiempo considerando tatuarme en el tobillo (es algo que tengo que pensar muy bien), continuando con el disco… en él se puede encontrar una de las canciones más famosas del grupo y una de mis preferidas “She Lost Control”  en donde sobresale el sonido de un bajo minimalista que marcaría el sello característico de la banda. Personalmente es una canción que me hipnotiza, es mágica, con el sonido del bajo junto a la voz de Ian se convierte en una sensación de satisfacción para mis oídos.  La letra de la canción refleja los ataques epilépticos una enfermedad que sufría su vocalista Ian Curtis y con la que tendría que cargar hasta el día de su muerte.

La experiencia de Curtis suele ser comparada junto con la de Jim Morrison aquel que desordenando sus sentidos, y perdiéndose en sí mismo, intentaba ver el mundo con ojos reales. Joy Division tiene la violencia del punk, letras angustiantes y una voz profunda junto con el sonido sintético del pop europeo muy único, muy Division.

Su vocalista Ian Curtis era su guía, el visionario,pero como todos sabemos la mayoría de los genios no duran suficiente tiempo en este mundo. Cuando la banda estaba en la cima de la fama Ian fue afectado por la depresión, los ataques epilépticos eran cada vez más seguidos, y atravesaba por problemas personales salía con una periodista mientras se mantenía casado con su esposa quien siempre se quedaba en casa cuidando a su hija Natalie. Para 1980 Curtis no aguantó y se suicida días antes de comenzar la gira de Joy Division por Estados Unidos.

A pesar de la corta carrera que tuvo la banda hoy en día es considerada como una agrupación de culto, canciones como Love Will Tear Us Apart, Transmission, Atmosphere, She Lost Control, Heart and Soul están entre las más populares y las más versionadas por innumerables bandas que han sido influenciadas por los papás del post punk.

La película Control nos muestra la vida de Ian Curtis desde pequeño, como surgió Joy Division, hasta la muerte del cantante. Una película 100% recomendada para todos aquellos fanáticos.

El resto de los integrantes formaron la agrupacion New Orden, por supuesto un  grupo genial, en donde muestran un proyecto diferente pero a la vez se nota la clara influencia que hay de Joy Division.  Pasarán los años, saldrán nuevas bandas, nuevos sonidos pero Joy Division seguirá teniendo ese sello que ninguna otra banda logrará tener a pesar de las similitudes que puedan tener.